La estrategia mecánica del “Gran Reinicio”

3
74
Conecta

Hemos visto el origen y ejecución del Gran Reinicio Gloablista. Los hechos secuenciales nos están empujando por el camino de encontrar un conjunto de políticas sincronizadas, múltiples y estructurales, a gran velocidad, que llevan a la constitución de un Nuevo Orden Mundial

Invisible

La ejecución de diversas disciplinas para lograr un conjunto de objetivos, se desarrolla mediante un diseño de sistemas que facilitan la interacción de procesos que van cumpliendo con el alcance de metas en el transcurso del tiempo. Para tal efecto, se ha utilizado el concepto de “Tecnocracia“, atribuído al filósofo y sociólogo francés Claude-Henri Rouvroy, conde de Saint-Simon (1760-1825), que en su obra Réorganisation de la société européenne, de 1814, afirma:

El WEF (Foro Económico Mundial) ha usado la tecnocracia para ejecutar este plan, aprovechando el poder e influencias de los miembros asociados, para crear una súper red de contactos que abarca prácticamente toda forma de vida en el planeta.

Vimos en el artículo de “La Gran Amenaza del Gran Reinicio” cómo se estaba utilizando el pretexto del Sarscov-2.

El mismo Prof. Schwab señala: “Los confinamientos de COVID-19 pueden estar disminuyendo gradualmente, pero la ansiedad sobre las perspectivas sociales y económicas del mundo solo se está intensificando. Hay buenas razones para preocuparse: ya ha comenzado una fuerte recesión económica y podríamos estar enfrentando la peor depresión desde la década de 1930. Pero, si bien este resultado es probable, no es inevitable“. Schwab continúa: “Para lograr un mejor resultado, el mundo debe actuar de manera conjunta y rápida para renovar todos los aspectos de nuestras sociedades y economías, desde la educación hasta los contratos sociales y las condiciones laborales. Todos los países, desde Estados Unidos hasta China, deben participar, y todas las industrias, desde el petróleo y el gas hasta la tecnología, deben transformarse. En resumen, necesitamos un ‘Gran Reinicio‘ del capitalismo“.

No conforme con la exageración, Schwab escribe con mayor dramatismo: “Si no se abordan, estas crisis, junto con el COVID-19, se profundizarán y dejarán al mundo aún menos sostenible, menos igualitario y más frágil. Las medidas incrementales y las correcciones ad hoc no serán suficientes para prevenir este escenario. Debemos construir bases completamente nuevas para nuestros sistemas económicos y sociales”.

No hay certezas sobre el origen del virus, ni siquiera si es natural o artificial, incluso algunos plantean que se trata de un arma biológica. Tampoco se conocen las estadísticas objetivas en los países, las que han sido muy cuestionadas por la misma comunidad científica. Además, no hay consenso sobre los síntomas o medidas para prevenirlo. Como así también, a pesar de existir evidencias estadísticas comprobables para algunos tratamientos probados en seres humanos (desde la Hidroxicloriquina y la Azitromicina, hasta el moderno “Regeneror”), los organismos encargados de “velar por la salud planetaria” los han descartado de plano, sin siquiera dar una oportunidad de sumarse a las investigaciones masivas. Solo soportan la elaboración de una vacuna que “está en desarrollo” en laboratorios de confianza.de organismos globalistas.

Los mismos funcionarios de la WHO (Organización Mundial de la Salud, por sus siglas en inglés) tienen dudas sobre el confinamiento de las personas sanas.

La Estrategia Inteligente

La emergencia sanitaria  global requiere de una solución radical global. El WEF trae la solución a todos los males de la humanidad, gracias a esta enfermedad que nos ha atacado con tanta cobardía invisible y devastadora. El mundo que conocemos ya debe ser superado, para lograr la cura total de los males que nos aquejan. Esta noble misión requiere de una estrategia global de alta inteligencia, diseñada y orquestada por las mentes más creativas del globo. Así se ha resuelto declarar: La Era del Gran Reinicio.

Si, como la WEF insiste una y otra vez, la pandemia representa una rara pero estrecha ventana de oportunidad para reflexionar, imaginar y reajustar nuestro mundo para crear un futuro más saludable, más equitativo y más próspero.

La mecánica del Gran Reinicio

Este proceso tiene un amplio y sofisticado modelo de configuración, que funciona con una mecánica muy bien pensada para abordar organizaciones y materias que manejan las estructuras estratégicas de poder, consolidando la imposición veloz de toda la agenda globalista, en una concentración política, económica, social, tecnológica y diversas disciplinas, que abarcan un espectro mucho mayor de lo que compete al mismo WEF y al resto de organismos que participan de este golpe global.

La figura precedente constituye la primera capa de “La Gran Máquina” del “Gran Reinicio”. Hemos agregado los colores, para vincular visualmente de mejor manera las temáticas y subtemáticas de este nuevo orden mundial.

Esta publicación del Foro Económico Mundial (WEF) dicta las directrices que manejarán las política locales y mundiales para aprovechar la oportunidad que el COVID-19 representa.

En el mismo sitio de la WEF, la euforia no se hace esperar:

Una revisión sobre esta primera capa del disco que exhibe el “Gran Reinicio”, nos relata abiertamente cuáles son los puntos clave sobre los cuales el WEF y los asociados pretenden actuar para empujar el nuevo orden mundial.

Un vistazo al disco

Como hemos visto, las directrices abarcan un gran espectro de la economía, el comercio, las finanzas, las relaciones internacionales, la tecnología, el medio ambiente, la salud. Sin embargo, es necesario profundizar en las siguientes subcapas para constatar los verdaderos alcances de este Gran Reinicio.

El Sarscov-2; virus chino, Corona Virus o COVID-19 en realidad es la pistola humeante con la cual han disparado durante más de un año contra todo el planeta, valiéndose de una pandemia “oportunista” que los miembros y amigos del WEF han convenido utilizar para sus propios fines, en perjuicio de los miles de millones de seres humanos que han visto sus vidas y sociedades desagarradas.

Por supuesto que no podemos olvidar el entusiasmo, ensañamiento y alevosía que han puesto la Organización Mundial de la Salud; la misma ONU; la fundación Bill y Melinda Gates, la Universidad Johns Hopkins (estos dos últimos, socios del EVENT 201). Del mismo modo la acción cómplice de gobiernos, servicios de salud, organismos internacionales varios, la comunidad científica y la prensa masiva.

La nueva normalidad solo es un eufemismo para referirse al “Gran Reinicio Globalista”, antes conocido como “Nuevo Orden Mundial”.

En el siglo XXI, la brujería global se hace llamar pandemia.

Print Friendly, PDF & Email

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here