El aniversario de la trama de la pólvora de Guy Fawkes es un momento perfecto para recordar Bitcoin como verdad y dar un paso más hacia la obsolescencia de la naturaleza parasitaria del sistema actual.

«Recuerda recuerda,

El 5 de noviembre

La traición y el complot de la pólvora,

No conozco ninguna razón

Por qué la traición de la pólvora

Se debe jamas ser olvidado.»

–Rima tradicional de la noche de Guy Fawkes

¿En qué mejor día y de qué mejor manera para recordarles el por qué estamos todos aquí en primer lugar, que un pequeño extracto inspirado en «V de Vendetta»?

En este día tan auspicioso, hace aproximadamente 400 años, un hombre llamado Guy Fawkes intentó hacer estallar el parlamento en Inglaterra. Si bien pudo haber fallado en el acto, su mensaje fue recordado.

Su acto fue simbólico. Sirve para recordarle a la gente que su gobierno existe para servirlos, no para gobernarlos.

Aquí estamos en 2021, casi medio milenio después, peleando la misma batalla, contra un enemigo posiblemente más cruel. Solo que esta vez, no necesitamos volar ningún edificio para demostrar un punto. Esta vez tenemos la herramienta definitiva, el arma definitiva y el símbolo definitivo.

Bitcoin hace lo que ninguna fuerza o símbolo ha hecho antes. Se quita el as que todos los gobiernos a lo largo de la historia han tenido bajo la manga, con el que se han ganado la ventaja sobre la ciudadanía.

Ha sido su mecanismo de control, de parasitismo y de introducir literalmente el riesgo moral en el gran juego de la vida.

Sí, me refiero al dinero.

Al colocarlo fuera del alcance de cualquiera de nosotros, ya sea individuo, gobierno, corporación, banco central o institución de cualquier tipo, tenemos por primera vez en la historia de la humanidad una verdadera igualdad de oportunidades. De hecho, es la única igualdad de oportunidades que se puede medir de forma verificable y que realmente cuenta. Con él, también tenemos el potencial para la prosperidad de los bienes comunes.

Bitcoin no es solo «el próximo producto financiero» en el que a los monos de Wall Street o a los estafadores como Rug Pal les gustaría hacerte creer con sus ciegos intentos de financiarlo y dándose palmadas en la espalda por un estúpido ETF. Bitcoin tampoco es simplemente otro evento del “La Cuarta Revolución” que es de naturaleza transitoria o cíclica, como pueden creer los idiotas que escribieron “La Cuarta Revolución”.

Esto es mucho más grande de lo que cualquiera de nosotros puede empezar a imaginar. Y los mismos Satoshi Nakamoto lo sabían visceralmente:

«Lamento ser una manta húmeda. Escribir una descripción de esto para el público en general es muy difícil. No hay nada con lo que relacionarlo».

-Satoshi Nakamoto

Bitcoin es un cambio radical en la forma en que operará la humanidad. Marcará el comienzo de un momento en el que el mapa realmente representa el territorio, con alta fidelidad, cuando el cuadro de mando de la vida se puede medir con precisión e incorruptible.

Bitcoin es como un superconductor de tiempo y energía que permite bucles de retroalimentación económica y de comportamiento, y la coordinación humana a través del tiempo y el espacio de una manera nunca antes lograda.

Es nuestra herramienta para superar el gran filtro y debemos recordarlo. Necesitamos recordarlo porque estamos rodeados de enemigos por todos lados.

Desde shitcoiners hasta soys de Silicon Valley y sus firmas de capital de riesgo, hasta banqueros, fondos de cobertura, gobiernos, medios de comunicación, intelectuales, economistas, académicos e incluso supervillanos de personajes de dibujos animados disfrazados de Dr. Evil.

Todos ellos odian a Bitcoin porque les quita la capacidad de alimentarse como los parásitos que son. Utilizo esa palabra específicamente en lugar de «élites», porque estas personas son cualquier cosa menos élite. Ser élite implica que eres excepcional en algo. Estos parásitos lo odian porque los vuelve obsoletos a todos ellos y a su propia existencia.

A todos nos encanta Bitcoin porque nivela el campo de juego y prepara el escenario para que prevalezca lo bueno y lo funcional, mientras que lo roto, fraudulento o ineficaz corrige o desaparece. Nos encanta porque en él encontramos un significado profundo y, a través de él, tenemos la oportunidad de provocar un período de la historia humana que una vez más vale la pena recordar.

Como la cita que Evey Hammond encontró en la casa de V en «V de Vendetta»:

«Vi veri veniversum vivus vici».

Aproximadamente traducido como:

«Por el poder de la verdad, yo, mientras vivo, he conquistado el universo».

Bitcoin es nuestra verdad, con la que podemos conquistar el universo. Entonces, usemos hoy como recordatorio para acercarnos a esa verdad … y, como beneficio adicional, dar un paso más para hacer obsoletos los parásitos que mencioné anteriormente.

guy fawkes bitcoin

“Recuerda, recuerda, es el 5 de noviembre.

La revolución y la trama de Bitcoin,

No conozco ninguna razón por la cual la revolución de Bitcoin

Se debe jamas ser olvidado.»

FUENTE: ZeroHedge Aleks Svetski Bitcoin Magazine

Print Friendly, PDF & Email