Discord no ha sido tan activa en la lucha contra la «desinformación» pandémica como las redes sociales, pero parece dispuesta a cambiar su tono.

Según Protocol, Discord está actualizando sus políticas comunitarias para prohibir cualquier información errónea que suponga un «riesgo significativo» de daño físico o social, incluyendo afirmaciones que amenacen la «salud pública.» Por ejemplo, un servidor de chat podría enfrentarse a acciones si difunde información que va en contra de la narrativa sobre las vacunas del COVID-19.

Las normas de la comunidad también prohíben el spam, los bots manipuladores, las cuentas falsas, la denuncia de cuentas de mala fe y la suplantación «maliciosa» de otros. Las directrices también prohíben el odio relacionado con la edad, la casta, la identidad de género y las enfermedades graves.

Discord también tendrá en cuenta la actividad «fuera de la plataforma» a la hora de tomar decisiones sobre baneos y otras políticas. Alguien que pertenezca a un grupo de odio o cometa delitos en el mundo real podría enfrentarse a repercusiones en línea.

Estas actualizaciones vienen acompañadas de políticas de privacidad y condiciones de servicio más claras. Todos los cambios entran en vigor el 28 de marzo.

Los cambios podrían ser necesarios. Wired señala que el Instituto para el Diálogo Estratégico detectó un número significativo de grupos de «extrema derecha» que chatean sobre contenidos «atroces» y planean incursiones en sitios como Twitch.

Print Friendly, PDF & Email