Se informa que el gobierno indonesio está planeando cobrar un impuesto del 0,1% sobre las ganancias de capital en las inversiones en cripto, así como un impuesto sobre el valor añadido, o IVA, en las transacciones de activos digitales a partir del 1 de mayo.

Según un informe de Reuters del viernes, Hestu Yoga Saksama, un portavoz de la oficina de impuestos de Indonesia, dijo que el país impondrá «el impuesto sobre la renta y el IVA» a los criptoactivos «porque son una mercancía según la definición del Ministerio de Comercio» y «no una moneda.» Según los informes, el gobierno todavía está considerando cómo implementar dichos impuestos, pero la legislación aprobada en respuesta a la pandemia sentó las bases para la recaudación de ingresos sobre las transacciones de criptodivisas.

La Agencia Reguladora del Comercio de Futuros de Materias Primas de Indonesia, también conocida como Bappebti, confirmó un informe según el cual, en febrero de 2022, las transacciones de criptomonedas en el país alcanzaron los 83,8 billones de rupias, aproximadamente 5.800 millones de dólares. Además, el número de criptoposeedores aumentó más del 11%, pasando de 11,2 millones en 2021 a 12,4 millones.

Cointelegraph informó que los funcionarios del gobierno indonesio habían considerado imponer un impuesto a las criptotransacciones muchas veces, a pesar de que comenzó a advertir a sus ciudadanos sobre el uso de activos digitales para pagos ya en 2014. El Bappebti reconoció más de 200 criptodivisas como productos básicos, que podrían ser comercializados legalmente, en diciembre de 2020 y nombró a 13 exchanges como negocios de cripto con licencia en febrero de 2021.

Si bien el gobierno de Indonesia puede estar preparándose para establecer un marco legal para las criptodivisas, la cultura parece ser un factor para la adopción de la corriente principal. En noviembre, el Consejo Nacional de Ulemas, un grupo formado por eruditos islámicos -aproximadamente el 87% de la población de Indonesia se identifica como musulmana- dijo que las criptomonedas como herramienta de transacción estaban prohibidas bajo sus leyes religiosas. Aunque las decisiones del consejo pueden ser una fuente de «inspiración legislativa», no son legalmente vinculantes en Indonesia.

Print Friendly, PDF & Email