En Hong Kong, los propietarios de restaurantes japoneses están enfrentando un desafío significativo debido a la próxima prohibición de importaciones de mariscos de 10 prefecturas japonesas. Esta medida se debe al plan de Tokio de liberar agua tratada de la planta de Fukushima en el mar a partir del 24 de agosto. Japón, que anunció esta decisión en julio, ha enfrentado oposición debido a preocupaciones sobre la seguridad alimentaria, a pesar de la aprobación del organismo de control nuclear de la ONU.

Hong Kong es un mercado crucial para las exportaciones agrícolas y pesqueras japonesas, y los restaurantes japoneses son populares en la región. La medida afectará principalmente a los restaurantes que dependen de la importación de mariscos de Japón, ya que más del 90% de los mariscos enviados a Hong Kong provienen de Tokio. Propietarios como Halry Yu, dueño del restaurante Hassun, anticipan pérdidas significativas, y algunos están buscando soluciones como agregar más carne al menú para compensar la falta de mariscos.

La prohibición se aplicará a productos acuáticos importados de 10 prefecturas japonesas, incluidas Tokyo y Fukushima, y afectará a mariscos vivos, congelados, refrigerados y secos. Aunque algunos clientes en Hong Kong desconocían la medida, otros expresaron preocupaciones sobre la seguridad alimentaria y la necesidad de un estricto control de importaciones. Japón ha instado a las autoridades de Hong Kong a no endurecer las restricciones, ya que las exportaciones pesqueras japonesas a Hong Kong alcanzaron los 75.5 mil millones de yenes en 2022.

A pesar de la tranquilidad proporcionada por expertos en seguridad nuclear sobre la liberación controlada de desechos nucleares, algunos clientes siguen siendo cautelosos. La medida afectará la elección de los consumidores y podría llevar a cambios en las preferencias culinarias de los hongkoneses.

Desafíos para Restaurantes Japoneses en Hong Kong Ante la Prohibición de Importaciones de Mariscos de Japón

La decisión de Japón de liberar agua tratada de la planta de Fukushima en el mar ha generado desafíos significativos para los restaurantes japoneses en Hong Kong. A medida que la fecha de liberación se acerca, los propietarios de restaurantes están preocupados por la inminente prohibición de importaciones de mariscos de 10 prefecturas japonesas. Esta medida podría afectar negativamente a la industria de la alimentación, ya que muchos de los populares restaurantes japoneses en Hong Kong dependen en gran medida de los productos marinos importados de Japón.

La medida se ha encontrado con oposición tanto en Japón como en el extranjero debido a preocupaciones sobre la seguridad alimentaria. Aunque Japón ha afirmado que las liberaciones de agua tratada serán seguras y cumplirán con los estándares globales, la incertidumbre persiste entre los consumidores. Los restaurantes japoneses en Hong Kong enfrentan la perspectiva de tener que cambiar sus menús y enfoques comerciales para adaptarse a la escasez de mariscos importados.

Los propietarios de restaurantes, como Halry Yu, están buscando soluciones creativas para mitigar el impacto económico. Algunos planean agregar más opciones de carne a sus menús para compensar la falta de mariscos. Aunque las importaciones de alimentos siguen siendo una parte fundamental de la industria alimentaria de Hong Kong, esta prohibición pone de relieve la vulnerabilidad de depender en gran medida de las importaciones de alimentos de un solo mercado.

En última instancia, la medida no solo afectará a los restaurantes japoneses en Hong Kong, sino que también podría influir en las preferencias alimentarias de los consumidores y en la dinámica de la industria culinaria en la región.

Print Friendly, PDF & Email