La Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC) está tratando de contratar a más personas para que se centren en los activos digitales, aumentando casi al doble el número de personal encargado de salvaguardar a los inversores en los mercados de criptomonedas.

La Unidad Cibernética de la SEC, que comprende el equipo de Criptoactivos y Cibernética, se espera que contrate a 20 nuevas personas para 50 funciones específicas, según informó Código Cyphex el 3 de mayo. Este desarrollo se produce cuando el organismo regulador intenta mantenerse al día con el aumento de la popularidad de los activos virtuales.

La decisión de la SEC de ampliar su unidad de activos de criptomonedas ha sido elogiada por los expertos del sector, y la Dra. Anna Becker, directora general y cofundadora de EndoTech, la calificó como «un avance bienvenido». Cree que la mejora de la seguridad, la regulación y las complejas soluciones de inversión financiera permitirán que las monedas digitales sean más aceptadas.

Sobre la colaboración de las empresas de criptomonedas con los reguladores, dijo que «Cuando colaboramos para establecer y mantener las reglas, crearemos un mercado que sirva al público y le dé la oportunidad de ganar dinero con la debida protección.» Añadió:

«Este mercado está todavía en su infancia. En lo que respecta al comercio de criptomonedas, necesitamos los mismos tipos de salvaguardias que se han desarrollado en la renta variable y otros mercados principales a lo largo de los años. Éstas permitirán que las criptomonedas se conviertan en una clase de activos más sólida con herramientas financieras más avanzadas».

Jay Fraser, jefe de estrategia de BSTX, cree que las empresas de criptomonedas deben interactuar con los reguladores. Señaló que la gravedad de las recientes caídas de precios podría atribuirse en parte a la falta de profundidad y al número de participantes activos en los mercados de criptodivisas. Según Fraser, un entorno normativo coherente y predecible podría animar a más operadores institucionales a participar para amortiguar las oscilaciones de precios.

Andrea Gordon, experta en cumplimiento y consejera de Eversheds Sutherland, destacó la importancia de que las empresas de criptomonedas colaboren con los reguladores. Dijo que, en un mundo ideal, las empresas podrían mantener un diálogo abierto con las autoridades sobre ofertas concretas, ya que el clima normativo para las criptomonedas está siempre cambiando.

Según Gordon, algunas empresas pueden no querer tratar con las autoridades porque el procedimiento podría ser costoso y lento (lo que provocaría un retraso en el lanzamiento de un producto) o tal vez daría lugar a una acción de ejecución. Citó la experiencia de Coinbase con la SEC sobre su servicio Lend como ejemplo de precaución. Dijo:

«En septiembre de 2021, el director jurídico de Coinbase anunció en una entrada de blog que, después de que Coinbase se hubiera comprometido con la SEC sobre el producto durante casi seis meses, la SEC amenazó con demandar si Coinbase lanzaba Lend.»

En cuanto a la forma en que ambas partes colaboran para construir una relación mutuamente beneficiosa, dijo que la educación es crucial en el mundo de las criptomonedas. El sector debe buscar métodos para educar a los reguladores y, al mismo tiempo, fomentar un enfoque normativo que tenga sentido.

«Los reguladores a menudo emiten propuestas de normas para que el público las comente. Estas son grandes oportunidades para que el sector opine y explique los efectos potenciales o las consecuencias (quizás imprevistas) de la regulación.»

Anndy Lian, líder de opinión y principal asesor digital de la Organización de Productividad de Mongolia, afirmó que los organismos reguladores podrían regular adecuadamente el sector de las criptomonedas. Lian afirma que la mayoría de los organismos reguladores intentan aplicar normas y leyes antiguas a la industria de la criptodivisa para ponerse al día, y esto «ha dado lugar a un juego de ponerse al día en el que tienen que estar cambiando constantemente.»

Pratik Gauri, fundador y CEO de 5ire, abordó la situación actual entre las empresas de criptomonedas y los reguladores. Según él, «todavía hay una gran desconfianza en ambos lados». Dijo que «la gente de las criptomonedas ha demonizado a los reguladores » como si trabajaran para el lobby bancario u otros intereses organizados, y los reguladores han caracterizado todas las operaciones de criptomonedas como actividades ilegales. Sin embargo, añadió que la reciente innovación y la volatilidad en el espacio de las criptomonedas han hecho que las dos partes reconsideren su postura.

Print Friendly, PDF & Email