El director general de Uber, Dara Khosrowshahi, reveló en una reciente entrevista que la mayor empresa de transporte por tierra del mundo acabará aceptando las criptomonedas como medio de pago.

Según Khosrowshahi, Uber aceptará «absolutamente» las criptomonedas en el futuro, pero todavía no. He aquí el motivo.

«Estamos teniendo conversaciones todo el tiempo»
La aplicación de transporte está explorando activamente la posibilidad de añadir la opción de pago con criptomonedas, pero todavía no ha decidido dar el salto.

«Algún día», dijo Khosrowshahi a Bloomberg en una entrevista reciente, añadiendo que la compañía está teniendo conversaciones sobre el asunto «todo el tiempo».

«Creo que ahora mismo lo que vemos con Bitcoin y algunas de las otras criptomonedas es que -son bastante valiosas como depósito de valor»

Señaló el CEO, que continuó abordando algunas de las principales razones por las que Uber no acaba de incorporar la tecnología.

Y mientras los clientes esperan pacientemente el viaje que podrán pagar en Bitcoin, queda por ver si la empresa tiene la intención de hacer una promesa pública en forma de inversión, comprando Bitcoin para su reserva.

Según Khosrowshahi, que declaró que las preocupaciones medioambientales que rodean a la minería digital son un factor clave para no dar el paso, el mecanismo de intercambio que conlleva altas tasas de transacción también es un problema que frena a Uber.

«A medida que el mecanismo de intercambio se vuelva menos costoso y más respetuoso con el medio ambiente, creo que nos verán inclinarse un poco más hacia las criptomonedas», aseguró el consejero delegado.

En el futuro, ¡absolutamente!
Aunque «no es el momento adecuado» para que Uber se suba al carro todavía, el consejero delegado terminó la entrevista con una perspectiva optimista.

«Así que estamos absolutamente atentos. Y si se pregunta si Uber va a aceptar criptomonedas en el futuro, absolutamente, en algún momento», concluyó.

Uber reinventó el mercado del taxi a principios de la década de 2010, lanzando una aplicación que conectaba convenientemente a los conductores con los pasajeros, y superó la marca de 100 millones de usuarios activos mensuales en 2019.

Por su parte, la empresa con sede en San Francisco, que opera en más de 900 áreas metropolitanas de todo el mundo, reconoció su responsabilidad como la mayor plataforma de movilidad del mundo a la hora de afrontar el reto del cambio climático.

La empresa se comprometió a convertirse en una plataforma totalmente eléctrica y de cero emisiones para 2040, con el 100% de los viajes realizados en vehículos de cero emisiones, comprometiéndose a ayudar a acelerar una «transición energética limpia y justa.»

Print Friendly, PDF & Email