Se espera que el proyecto de ley que regula el mercado de criptomonedas en Brasil sea aprobado por el Congreso Nacional en el primer semestre de este año, según Cointelegraph Brasil.

La legislación, que ha sido debatida en la Cámara de Diputados desde 2015, ha sido aprobada en la primera ronda de consideración. El Senado la ha adjuntado a otro proyecto de ley centrado en las criptomonedas, que ya ha sido aprobado por la Comisión de Asuntos Económicos del Senado.

Dos legisladores, la senadora Irajá Abreu y el diputado Aureo Ribeiro, ambos ponentes de las citadas propuestas en sus respectivas cámaras legislativas, están redactando un texto unificado del proyecto de ley que será enviado a la votación del pleno del Senado.

«Estoy haciendo todo en contacto con el ponente de la Cámara, que ha hecho un muy buen trabajo. El equipo técnico del Banco Central también ha sido de gran ayuda. Los textos son similares y convergen en uno solo», dijo el senador Irajá.

Irajá también señaló que se espera que el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, someta el proyecto unificado a votación en la plenaria de abril. Dijo:

«Al unir los proyectos, aceleramos la aprobación de este hito de la criptomoneda. Hay una demanda del mercado por un ambiente de negocios más seguro y la necesidad de una clasificación penal para evitar el fraude, además de ajustar a Brasil a los acuerdos internacionales.»

La aprobación de la ley en el pleno no hará que el Bitcoin sea de curso legal en Brasil como ocurre en El Salvador.

La propuesta de ley permitiría al presidente brasileño determinar una entidad federal responsable de establecer normas para las criptodivisas. El presidente crearía un nuevo regulador o delegaría esta función a la Comisión de Valores Mobiliarios (CVM) o al Banco Central de Brasil (BC).

El regulador se encargará de definir las directrices del mercado y de establecer normas acordes con los estándares internacionales para evitar el blanqueo de dinero y la ocultación de activos.

El proyecto de ley también propone una pena de cuatro a ocho años de prisión, además de una multa para quienes cometan fraude en la prestación de servicios de activos virtuales.

Otro punto destacado en el proyecto de ley es un conjunto de incentivos para que los mineros de criptomonedas se instalen en Brasil. Propone eximir de impuestos la importación de ASICs al país. Sin embargo, esto podría no ser suficiente para atraer a los mineros de Bitcoin al país, ya que las tarifas de energía en Brasil están entre las más altas de América del Sur y unas cinco veces más altas que en naciones como Paraguay y Venezuela.

Print Friendly, PDF & Email