El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) informó recientemente que los casos de lepra, también conocida como enfermedad de Hansen, han ido en aumento en Florida en los últimos años, y algunos expertos de la salud consideran que esta antigua enfermedad podría estar propagándose de manera endémica en el estado.

Según un informe del CDC, aproximadamente una quinta parte de todos los casos de lepra en Estados Unidos se concentran en el centro de Florida, y alrededor del 81 por ciento de los casos en el país se encuentran en este estado.

Históricamente, la lepra ha sido poco común en Estados Unidos, con la mayoría de los casos provenientes de personas que habían emigrado recientemente al país. Sin embargo, desde el año 2000, los casos han ido aumentando gradualmente, con un aumento del doble en el sureste de Estados Unidos en la última década, de acuerdo con los datos del CDC.

El informe también reveló que aproximadamente el 34 por ciento de todos los casos reportados entre 2015 y 2020 han sido transmitidos localmente, lo que sugiere que la enfermedad podría estar propagándose entre las comunidades en Florida.

El CDC señaló que algunos casos en el centro de Florida no mostraron evidencia clara de exposición zoonótica o factores de riesgo conocidos, lo que ha planteado interrogantes sobre cómo se está propagando la enfermedad en esta región.

La lepra es causada por la bacteria Mycobacterium leprae y afecta la piel, los nervios periféricos, la mucosa del tracto respiratorio superior y los ojos. Si bien las comunidades solían marginar a las personas con lepra en colonias aisladas, la enfermedad puede ser tratada con antibióticos si se detecta tempranamente. No obstante, su aumento en Florida y la posible endemia plantean desafíos para los sistemas de salud y la vigilancia epidemiológica.

El CDC está advirtiendo a los médicos que investiguen la lepra al examinar a personas que hayan viajado a Florida o a otras áreas del sureste de Estados Unidos. También resalta la importancia del rastreo de contactos para identificar las fuentes de infección y reducir la transmisión. Mientras tanto, las autoridades de salud en Florida han implementado medidas para reportar los casos de lepra en el estado y tomar acciones para prevenir su propagación.

Este aumento de casos de lepra en Florida es una preocupación creciente para la salud pública, y el CDC continuará monitoreando la situación de cerca para comprender mejor la propagación de la enfermedad y tomar medidas efectivas para proteger la salud de la población.

La información sobre la lepra y su posible endemia en Florida es crucial para educar al público y a los profesionales de la salud sobre la importancia de la detección temprana y el tratamiento adecuado de esta enfermedad milenaria.

Print Friendly, PDF & Email