DigiFT es un intercambio regulado para activos del mundo real en cadena. Es una empresa global respaldada por socios de riesgo reconocidos, brinda servicios financieros para la creación y distribución en el mercado primario, así como el comercio en el mercado secundario, de tokens respaldados por activos. Los activos que respaldan estos tokens incluyen activos digitales y activos del mundo real (como bonos), acciones y unidades en planes de inversión colectiva. El intercambio de DigiFT proporciona liquidez a través de varios canales, incluido el innovador mecanismo de negociación Automated Market Maker (AMM). Establecida en Singapur en 2021, DigiFT fue aprobado como Operador de Mercado Reconocido con una licencia de Servicios de Mercado de Capitales por la Autoridad Monetaria de Singapur.

DigiFT cumple con los requisitos regulatorios, operando en el espacio de los mercados de capitales en Singapur, al tiempo que brinda soluciones financieras innovadoras que amplían los límites de los servicios financieros de manera responsable.El equipo fundador de DigiFT está compuesto por ejecutivos que han ocupado puestos en los mundos de las finanzas y la tecnología financiera en Citi, Standard Chartered, Morgan Stanley, la Bolsa de Valores de Shenzhen y poseen un profundo conocimiento de la tecnología blockchain, habiendo desarrollado con éxito productos y productos de intercambio de activos digitales en el pasado.

Tokenización de los mercados

Los recibos de depósito (DR) son una estructura probada en las finanzas tradicionales y se introdujeron por primera vez a finales de la década de 1920, cuando J.P. Morgan creó el primer recibo de depósito estadounidense (ADR), para facilitar la negociación de las acciones del minorista británico Selfridges en la Bolsa de Valores de Nueva York. En la década de 1990 se produjo una mayor expansión del uso de certificados de depósito, incluida la introducción de los Certificados de Depósito Globales (GDR, por sus siglas en inglés) por parte de bancos internacionales para inversores fuera de Estados Unidos. Construido sobre la cadena de bloques Ethereum, DigiFT proporciona servicios en el mercado primario, así como el comercio en el mercado secundario de tokens respaldados por activos. Al implementar la estructura DR en la cadena, DigiFT es pionero en un modelo de emisión de tokens, abordando un desafío crítico del mercado con la tokenización de activos del mundo real (RWA, Real World Assets): la ausencia de un marco legal sólido que permita a los «tokens» emitir con precisión y, más importante desde el punto de vista legal, representa el interés beneficioso directo de los poseedores de tokens en el activo subyacente y al mismo tiempo facilita la liquidación en cadena. Actualmente, la mayoría de los tokens RWA en circulación son tokens envueltos que representan intereses en un vehículo de propósito especial, un fondo alimentador o un instrumento derivado que posee o refleja los activos subyacentes. Estos tokens envueltos a menudo están estructurados en acuerdos legales complejos, lo que dificulta que los inversores comprendan plenamente las implicaciones legales. Los poseedores de tokens tienen derechos de beneficio directo limitados o nulos sobre los activos en los que están invirtiendo. Por el contrario, los tokens emitidos bajo la estructura DR de DigiFT ofrecen un marco legal mucho más sencillo, lo que facilita su comprensión por parte de los inversores. Los tokens representan un interés beneficioso fraccionario en los valores subyacentes del mercado de capitales, lo que permite a los inversores reclamar legalmente y beneficiarse directamente de los rendimientos económicos generados por los activos subyacentes.

Como el primer intercambio de RWA en la cadena de bloques pública con licencia de un regulador financiero de nivel 1, DigiFT combina una profunda experiencia financiera y tecnológica para ofrecer soluciones financieras reguladas en la cadena. Los tokens del Tesoro estadounidense de DigiFT (DRUST) son la primera oferta de una serie, bajo la estructura DR. Cada DRUST está respaldado directamente por letras del Tesoro de EE. UU. con calificación AA+, altamente líquidas y a corto plazo, hechas a medida para emisores de monedas estables y desarrolladores/administradores de productos Web3 que buscan tesorería que cumpla con las regulaciones, así como soluciones de administración de efectivo. Los inversores institucionales y acreditados pueden acceder a DRUST desde sus billeteras de autocustodia autorizadas, utilizando monedas fiduciarias o estables en cualquier momento y lugar.

Reflexiones Finales

Como hemos visto en los últimos  días, la tokenización de activos del mundo real viene con mucha fuerza y decisión. El ejemplo latente es la diversificación del portafolio de inversiones del fondo de inversiones Blackrock. La nueva práctica financiera va de la mano de las DeFi´s, en un nuevo escenario, donde las TadiFi´s se incorporan a las DeFi´s, para aprovechar mejor las capacidades que ofrecen la red de Ethereum. Esta clase de movimientos marcan la tendencia que siguen los mercados y qu nos llevarán a conocer la incorporación de un mayor volumen de industria, que irán tokenizando o digitalizando totalmente las funciones de una corporación. Será el fin de una época, aquella que vio en el film «Wall Street» su máxima expresión en la pantalla grande, en una selva bursátil brutal en las bolsas de comercio del mundo. Ahora, esa brutalidad se digitaliza y se transporta al mundo virtual. ¿Será que todo cambia para quedar igual? El tiempo dirá.

Print Friendly, PDF & Email