Los científicos han encontrado un antiguo bosque escondido dentro de un gigantesco sumidero en la región china de Guangxi, que podría ser el hogar de especies hasta ahora desconocidas. Todo recuerda vagamente a la Tierra Hueca de Godzilla contra Kong… pero aún no hay rastro de ningún kaiju.

Los exploradores de la cueva alertaron a los científicos cuando descubrieron un sumidero de 192 metros de profundidad, 305m de largo y 140m de ancho, pero su tamaño no era lo único importante. Según Xinhua News, la prodigiosa fosa albergaba un bosque primitivo bien conservado, lleno de árboles antiguos de hasta 40m de altura, que servía de hábitat potencial para especies aún no descubiertas.

Un equipo de exploración de cuevas descendió en rappel y caminó durante varias horas para llegar al fondo del sumidero el 6 de mayo. La Red de Televisión Global de China (CGTN) publicó un vídeo en Twitter en el que se mostraba lo más destacado de su expedición al terreno cubierto de árboles, donde encontraron densas plantas de sombra que les llegaban a los hombros y tres cuevas ocultas en las paredes del lugar.

Aunque la magnitud del sumidero y su cúmulo de contenidos puede resultar llamativa para muchos, George Veni, director ejecutivo del Instituto Nacional de Investigación de Cuevas y Karst de EE.UU., declaró a Live Science que el descubrimiento no es tan sorprendente para los investigadores, ya que el sur de China es conocido por sus paisajes kársticos que presentan «dramáticos sumideros y cuevas de otro mundo».

Veni explicó que los paisajes kársticos se forman principalmente por la disolución del lecho de roca, que se produce cuando la concentración de ácido en el agua de lluvia se acumula y recoge el dióxido de carbono. A continuación, se introduce en las grietas del lecho rocoso, disolviendo la piedra caliza y ampliando las brechas hasta que, en algunos casos, el techo se derrumba para crear un sumidero y un posible oasis para la vida.

«No me sorprendería saber que hay especies que se encuentran en estas cuevas que nunca han sido reportadas o descritas por la ciencia hasta ahora», dijo el líder de la expedición a la cueva, Chen Lixin.

La noción de mundos subterráneos se ha explorado en todo tipo de textos, desde Shakespeare hasta las novelas clásicas de aventuras y, más recientemente, Godzilla contra Kong. La película Monsterverse de 2021 entra en la teoría de la Tierra hueca, que postula que la Tierra es completamente hueca y que en la mayoría de las versiones de la leyenda hay personas o criaturas que viven en ella.

Algunos afirman que nuestra verdadera Tierra es hueca, mientras que otros amplían esta creencia sugiriendo que hay un sol secundario dentro de nuestro planeta. La idea se ha convertido en un elemento básico de la narrativa de ciencia ficción, e incluso en una popular teoría de la conspiración.

Los cráteres pueden ofrecer ocasionalmente un pasaje al pasado. El cráter de Chicxulub, por ejemplo, marca el lugar de impacto de un asteroide que golpeó la Tierra hace 66 millones de años. Los científicos determinaron que el asteroide se estrelló y creó un agujero de 27 metros de profundidad en el suelo, que tuvo tal impacto que los efectos resultantes mataron a todos los dinosaurios y al 75% de las especies animales del mundo.

 

Print Friendly, PDF & Email